+52 (55) 5572-2009 (L - V / 9-19 hrs.)

ventas@step2.mx

Su carrito está vacío!

5 cosas que hacer antes de los 3 años

¿Aprender idiomas? ¿Estimulación precoz? Nada de eso. Lo que los niños necesitan hacer antes de los 3 años es fabricar pastelillos de barro, tocar el tambor con una cacerola. Lo dicen los expertos:

     1. Hacer mezclas.

    Si hay cualquier tipo de masa o sustancia viscosa a menos de cien metros a la redonda, nuestro pequeño acabará metido hasta los codos. No hay que olvidar que son bebés grandes; ellos aprenden y se comunican con todo el cuerpo. Necesitan tocar las cosas, pisarlas, chuparlas, tirarlas, embadurnarse con ellas y... empezar de nuevo.

     

         2. Hacer obras de arte.

      Los gustos artísticos de padres e hijos rara vez suelen coincidir. Nosotros nos empeñamos en que sus obras «se entiendan», mientras que ellos se centran en disfrutar. ¿No es su enfoque más interesante? Los especialistas en desarrollo, recomiendan dejarles una de las paredes de su cuarto: «Que utilicen pintura de dedos, sus manos, sus pies...

           3. Ir al parque con otros niños

      El juego con otros niños obliga al niño a desarrollar habilidades y estrategias. En casa todo es suyo. En el parque sentirá curiosidad por los juguetes de los demás, pero cuando toquen los suyos primero se sorprenderá, intentará que no los cojan y por último entenderá cómo compartir. Además, se verá expuesto a negativas (no le dejan jugar) y a algún que otro «empujón de parque», todos ellos aprendizajes muy valiosos.

           4. Aprender canciones.

      Los niños conviven con el ritmo antes de nacer: los latidos del corazón de mamá. Especialistas proponen «bailar y escuchar diferentes estilos y ritmos musicales. Eso les ayuda a desarrollar la pulsación interna. Si les dejamos que canten y cantamos con ellos, les estaremos ayudando a la adquisición del lenguaje. Además, también pueden tener una gran caja de música donde guardemos diferentes objetos y pequeños instrumentos sonoros para que experimenten.

       

           5. Saludar a todos

      Su mundo se amplía, adquiere habilidades sociales y se expone a situaciones nuevas. Deja de lado esa idea de que los niños molestan; lo mejor es llevar a tu hijo a todas partes: restaurantes, museos, de viaje... Cuantas más experiencias tenga en sus primeros años, más preparado estará para lo que viene después.

      Arriba ↑